DAS POSSESSIVPRONOMEN

El pronombre posesivo

© Justo Fernández López


"Tú a lo tuyo y cada uno a lo suyo."

Jeder soll sich um seinen eigenen Kram kümmern

·

Los amigos de mis amigos son mis amigos.

[Dicho popular]

·

El que a los suyos se parece honra merece.

[Proverbio]

·

Lo mío mío y lo tuyo de entrambos.

Was mir gehört, gehört mir, und was dir gehört, gehört uns beiden.

·

Cuando murió su amada

pensó en hacerse viejo

en la mansión cerrada,

solo, con su memoria y el espejo

donde ella se miraba un claro día.

Como el oro en el arca del avaro,

pensó que guardaría

todo un ayer en el espejo claro.

Ya el tiempo para él no correría.

 ·

Mas, pasado el primer aniversario,

¿cómo eran -preguntó-, pardos o negros,

sus ojos? ¿Glaucos? ... ¿Grises?

¿Cómo eran, ¡Santo Dios!, que no recuerdo?

·

Salió a la calle un día

de primavera, y paseó en silencio

su doble luto, el corazón cerrado ...

De una ventana en el sombrío hueco

vio unos ojos brillar. Bajo los suyos

y siguió su camino ... ¡Como ésos!

[Antonio Machado (1875-1939):

Obras completas, Madrid: Austral, 1963, p. 210]

·

Salamanca

 

Al pie de tus sillares, Salamanca,

de las cosechas del pensar tranquilo

que año tras año maduró tus aulas,

duerme el recuerdo.

Duerme el recuerdo, la esperanza duerme,

y es el tranquilo curso de tu vida

como el crecer de las encinas, lento,

lento y seguro.

En silencio fray Luis quedose solo

meditando de Job los infortunios,

o paladeando en oración los dulces

nombres de Cristo.

Sueño de no morir es el que infundes

a los que beben de tu dulce calma,

sueño de no morir ese que dicen

culto a la muerte.

En mi florezcan cual en ti, robustas,

en flor perduradora las entrañas

y en ellas talle, con seguro toque

visión del pueblo.

Levántense cual torres clamorosas

mis pensamientos en robusta fábrica

y asiéntese en mi patria para siempre

la mi Quimera.

Pedernoso cual tú sea mi nombre

de los tiempos la roña persistiendo,

y por encima al tráfago del mundo

resuene limpio.

¡Oh Salamanca, entre tus piedras de oro

aprendieron a amar los estudiantes

mientras los campos que te ciñen daban

jugosos frutos!

Del corazón en las honduras guardo

tu alma robusta; cuando yo me muera

guarda, dorada Salamanca mía,

tú mi recuerdo.

Y cuando el sol al acostarse encienda

el oro secular que te recama,

con tu lenguaje de los eterno heraldo,

di tú qué he sido.

[Miguel de Unamuno (1864-1936)]

 


Ejemplos españoles

 

[1]            Voy más veces a tu casa que tú vienes a la mía.

[2]            A mis hijos les tengo dicho que tienen que saber que su vida es muy diferente de lo que fue la mía.

[3]            La aparición de mis obras completas, que hasta ahora volaban como bandada fortuita de volúmenes, en una edición compacta es idea y voluntad de mi editor, no mías. Yo no he sentido todavía el deseo íntimo de reunir mi obra. Ese gesto de echar el brazo atrás y recoger el pasado. [...] El escritor advierte angustiado que pierde peso actual, que las ideas fluyen a su torrentera interior con menos abundancia. Esto le lleva a compensar su déficit presente recogiendo el pasado. [...] Por fortuna, yo siento aún un extraño asco al recuerdo...el roce con la piel de mi pasado me repugna. Y no creo que mi vida haya sido especialmente infeliz. Cuando se está aún fuertemente proyectado hacia el futuro, nuestro pasado no hace presa en nosotros con sus deleites peculiares. [Ortega, VI, 342] 

[4]            No es, pues, altruismo, en el beato sentido de la palabra, lo que mueve al europeo normal en su afán de reconstruir y comprender otras vidas. La vida de otro hombre le da un latigazo, un cock-til  para resumergirse en la suya propia. Se dirá que este uso de embriagarse con la vida ajena es vampirismo. Tal vez; pero entonces la moral más pura lo es. [ídem, 344]

[5]            Me resulta desagradable que mamá me abra las cartas.

[6]            Mientras todas las encuestas publicadas le garantizan al PP una decena de puntos sobre el PSOE y esa mayoría suficiente para gobernar que ha venido pidiendo Aznar desde que se convocaron las elecciones, González sigue sin resignarse ni enterarse que su partido está ya “a un tiro de piedra de la victoria”. Esta capacidad para persistir en el empeño cundo todo parece adverso sería encomiable si no fuera porque González está haciendo el mayor despliegue imaginable de juego sucio. Este hombre dado al engaño, la trapacería y la tergiversación como métodos para mantenerse en el poder es difícil que sorprenda ya por sus maniobras de baja estofa, pero en esta campaña se está superando a sí mismo por su mal estilo y su voluntad de confundirlo todo.

[7]            Sucede, sin embargo, que la televisión -que ha sido su arma principal durante su mandato - se ha convertido ahora en su peor enemigo, porque revela al verdadero González. En efecto, resulta patético contemplar las imágenes del otrora poderoso y carismático líder socialista intentando en vano convencer a los suyos de que todavía es posible ganar.

[8]            El Español goleó al Oviedo. Landín y los suyos calentaron a un público que empezó amodorrado y acabó haciendo la ola.

[9]            Lo que siempre decía mi abuelo: “Hijo, si no puedes dejar a los tuyos algo, déjales por lo menos el problema del entierro”. Pero yo me niego a que el dos de noviembre los míos vayan al cementerio como si se tratase de un una romería, con tortilla y tintorro y que sentados sobre el césped, mi césped, se pongan como el gallo, mientras critican a mi persona, que es lo que se hace con los muertos, a los dos meses de palmarla. [abkratzen]

[10]       Se habló de la despedida de Mijatovic y, sin embargo, el partido fue el de la de Arroyo, que mereció el tributo de la grada a un fútbol exquisito y honrado durante doce temporadas. De hecho, en la NBA, Arroyo habría sido designado mejor sexto hombre de su equipo y, sin embargo, está a las puertas del despido. Un gol suyo sirvió para derrotar a un Espanyol tan rocoso como se esperaba y de paso le permite al Valencia mantener el sueño de la Liga hasta el último instante. Hasta el final sentirá el Atlético el resuello del Valencia sobre sus espaldas. Un aliento lanzado desde muy atrás pero cada vez más incandescente, más sólido. Erraron los oráculos futbolísticos cuando no daban un duro por este equipo. Y acertó el técnico viejo y sabio, Luis Aragonés, que sabe que lo importante es llegar con vida al último lance. Lo ha conseguido, pase lo que pase en Balaídos y el Calderón la semana que viene. El Valencia ha trazado así una segunda vuelta desenfrenada, consecuencia de un trabajo de largo recorrido de su técnico y su preparador físico, Jesús Paredes, quien en la sombra ha dotado al equipo de un notable rendimiento físico durante todo el campeonato.

[11]       Los padres son seres humanos y por tanto no son perfectos. Si te educaron en el error, la culpa es de ellos. Si persistes en el error, la culpa es tuya. [Anuncio]

[12]       -¿Qué piensa usted de ese regreso de las cenizas del rey Alfonso XIII al panteón de San Lorenzo de El Escorial?
-Tengo sobre ello una teoría que tal vez le parezca curiosa. Fue, de alguna manera, una ceremonia menor, como si el actual monarca hubiera querido romper de una vez por todas con el pasado histórico, o más precisamente con un pasado monárquico que pertenecía al siglo XIX. Era justo que don Alfonso descansara entre los suyos en El Escorial.

[13]       Alguna vez he intentado pintar, pero me ha salido tal desastre que he dicho “lo dejo, esto no es lo mío”.

[14]       En una larga conversación que mantuve con él antes de su muerte, me confesaba que jamás puso en cuestión su sacerdocio: “Siempre vi que esto era lo mío, desde que tomé la decisión en la Acción Católica de San Juan”. También, en aquella ocasión me dijo que la muerte no era la aniquilación.

[15]       En la isla canaria de La Palma han descubierto un paraíso limpio, acogedor  y muy barato. Están por todas partes. Y ya está bien, no se crean, que no son lo que se dice buenos vecinos: van a lo suyo, lo toman todo como si  fuera suyo y luego, si te he visto no me acuerdo. Son los alemanes, que  están comprando la isla parcela a parcela.

[16]       -¿Cómo llevas lo de hacer y deshacer maletas, llevar a la niña de un lado  para otro? ¿No te cansa?
-Al contrario, yo soy una trotamundo. Estar en casa en plan sedentario haciendo calceta no es lo mío, tengo energía suficiente para trabajar e ir de acá para allá.

[17]       -Más que adhesiones, parece que usted suscita pasiones. ¿No teme que, en las elecciones, ese sentimiento sea tan fuerte a su favor como en contra suya?
-No deseo desatar pasiones. Es necesario convencer con argumentos y crear un entusiasmo colectivo.

[18]       El otro día viene mi hija del colegio y me pregunta: “¿Qué es lo que más le gusta a la gente en una corrida de toros?” Parpadeo y le pregunto: “¿Y a qué viene esa curiosidad tuya?”. Y va mi hija y me explica que es que en el cole le han puesto como deberes una redacción en gallego sobre un tema tan genuinamente gallego como las corridas de toros.

[19]       Tanto a Pablo como a mis otros hijos les tengo dicho que tienen que saber que su vida es muy diferente de lo que fue la mía y que tienen que mirar por su propio futuro.

[20]       Al entrar en el área del imperio romano, los pueblos germánicos se encontraron teniendo que llevar una doble vida, la suya tradicional y la romana ejemplar. Ésta era la “vida como es debido”. [Ortega y Gasset]

[21]       Yo suponen que ustedes entienden esto que voy diciendo no como una opinión política mía. [Ortega y Gasset]

[22]       Distinguidos Sres.: Tenemos el placer de enviarles información sobre nuestros nuevos cursos estivales de español en Barcelona. Como Vds. saben, el interés por el idioma español se ha visto incrementado en los últimos años. Debido a ello, nuestra escuela está promoviendo cursos especiales en pequeños grupos para aquellas personas interesadas en combinar su estancia en Barcelona con el estudio del idioma. Interlog es un centro de idiomas que viene ofreciendo sus servicios puntualmente desde 1972, tanto a nivel particular como de empresas, adoptando la metodología más conveniente y avanzada en el campo de la enseñanza de idiomas. Muy atentamente.

[23]       Fue cuando Franco se dirigió a la nación y dijo: “Españoles, ya ven cómo poco a poco nuestro programa se va cumpliendo”.

[24]       Ramón Franco a Francisco Franco: “Hoy se es más patriota siendo republicano que siendo monárquico. Y termino diciéndote que hago y seguiré haciendo lo que quiero, que haré lo que me dicte mi conciencia más ciudadana y menos aristocrática que la vuestra [de la familia de Franco, de la Madre y de la hermana Pilar].

[25]       La biografía de Goethe está por hacer. La mayor parte de las que existen han sido escritas por profesores universitarios y algunos de estos profesores saben poco de la vida porque la suya suele reducirse a la existencia académica. [Ortega]

[26]       Las grandes inversiones que ha hecho el gobierno socialista en la Expo, las Olimpiadas de Barcelona, el AVE y el Hispasat acabarán repercutiendo, ya verás, en los presupuestos personales de nuestros hijos, pobrecitos míos, condenados a inaugurar el siglo XXI tarareando aquella canción de los Rollings: no sé que pasa que lo veo todo negro.

[27]       A pesar de la gloria y el dinero que le aporta el cine, Victorio Gassman sigue siendo, hasta la médula de los huesos, el hombre de teatro que nunca dejará de ser. En marzo inaugura el Teatro Popular Italiano –una creación personal y exclusivamente suya.

[28]       Mi padre no necesitaba ni de sus hijos ni de su mujer. Estaba siempre viajando, trabajando, siguiendo su propio camino, cayera quien cayera. Venía a casa durante las navidades, casi de visita. Ni aprobaba mi manera de ser ni entendía por qué su hija de pronto llevaba medias negras. Era terriblemente estricto y dominante.

[29]       Es obvio que no me gustaba nada que sus películas fueran más importantes que sus hijos. Pero lo peor fue cuando me di cuenta de que mi madre y mi padre se habían separado. Nadie se molestó en sentarnos en el salón y contarnos lo que estaba pasando, así que mi hermano Tony y yo tuvimos que ir descubriéndolo poco a poco, nosotros solitos. No nos atrevíamos a preguntar demasiado porque sabíamos que no nos iban a gustar las respuestas. En casa había una especie de norma tácita: lo que sabías que iba a descentrarte, mejor ni mendionarlo.

[30]       Eduardo Chillida dispone en Zabalaga de un inmenso terreno de 68.000 metros que ha ido comprando con el fin de plantar un buen números de obras suyas y crear una fundación. Enla finca hay un caserío de finales del siglo XV que va a ser restaurado. Y junto a la casa se extiende el soberbio jardín de la época de la Ilustración, con árboles a cuya sombra ha cobijado Chillida muchas de sus esculturas, en piedra y hierro, alguna de ellas de una calidad inigualable. Allí se van oxidando las piezas de metal, adaptándose a la naturaleza en un proceso artístico y salvaje. El escultor hace el recorrido todas las mañanas, y se le ve ilusionado ante la futura inauguración de este itinerario magnífico.

[31]       De vuelta a casa, desde la que se domina la playa de San Sebastián, Chillida come con su mujer, escucha las noticias y, casi sin parar, se encamina a la fundición, en la que está trabajando estos días con el hierro.

[32]       Pol Pot se sirvió a lo largo de su vida de muchos nombres, pero el suyo verdadero era Saloth Sar. Nacido hace 73 años, su familia tenía estrechas relaciones con el Palacio en Phnom Penh: allí trabajó su hermano y su hermana Saroeun llegó a ser concubina del rey Monivong. Parecía, pues, destinado a formar parte de la élite camboyana. Estudió en una escuela católica, sufrió la disciplina de un monasterio budista y durante tres años estuvo becado en Francia. Volvió hecho un afable profesor de literatura francesa, aficionado a Rimbaud y a Verlaine, pero también convertido en militante comunista, pronto clandestino y sometido al riesgo de muerte que implicaba la represión del rey Shihanuk. La doble vida llevada durante 10 años concluyó en 1963, cuando ya era responsable político de Phnom Penh. Desapareció en el maquis y su identidad quedó borrada bajo las designaciones de «Hermano Secretario» y «Hermano Número Uno».

[33]       Elvira Lindo, la creadora de Manolito Gafotas, que ahora ha publicado su primera novela de adultos, El otro barrio (Ollero & Ramos), citó en la presentación de este último libro suyo una frase del escritor granadino Justo Navarro sobre la música que tienen los libros.

[34]       Mientras se leen los libros, éstos tienen una música, que se apodera del lector y sigue con él una vez que el libro se acaba. En el escritor esa música debe estar antes; sin esa música que ha de mover la escritura no hay emoción, no hay, pues, literatura, decía también Justo Navarro. En el caso de El otro barrio, a Elvira Lindo no sólo le asistió la música antes de su escritura, de modo que su texto –como dijo su editor– se lee de un tirón, como si fuera el borbotón después de una importante experiencia, sino que apareció también en la propia presentación del libro. 

[35]       Rodeada de compañeros suyos, y de amigos de sus distintas etapas profesionales  como periodista de la radio y de la televisión, y de su más reciente, muy fructífera e intensa vida literaria, Elvira Lindo afrontó la ocasión hablando a solas de su propia aventura de escribir, de la música que está detrás de su primera novela grande. Y ahí tuvo explicación ese carácter de experiencia vivida o conocida muy de cerca, que tiene El otro barrio, una novela en la que un joven, Ramón Fortuna, habitante del barrio marginal de una gran ciudad, se ve complicado por sí mismo en una historia de asesinatos supuestos o reales que le llevan a un reformatorio, al descubrimiento personal de su propia historia íntima, la suya y la de su familia, y también al descubrimiento del sentimiento que preside la música de este libro: la amistad.

[36]       Nosotros en Beirut no nos metemos en la política ni en los conflictos internos del país. Nosotros a los nuestro: vender nuestros productos en el Oriente Próximo.

[37]       Tú a lo tuyo que es vigilar por la seguridad de los ciudadanos. Las discusiones políticas entre los partidos no es asunto tuyo. Hay que despolitizar la policía.

[38]       He encontrado por azar, entre viejos escritos míos, uno en que me ocupé de Leibniz (1646-1716) al cumplirse tres siglos de su nacimiento, es decir, hace más de medio, en 1946. Entonces traduje un breve tratado suyo, «Consideraciones sobre la doctrina de un Espíritu universal», de 1702, y le antepuse una aún más breve introducción. Mi trato con Leibniz era ya antiguo. En 1931, cuando me inicié en la filosofía al comienzo de mis estudios universitarios, comentábamos en la cátedra de Zubiri la «Monadología». No mucho después, en plena guerra civil, empecé a traducir su «Discurso de Metafísica». Por cierto, tengo un recuerdo que muestra la estupidez de todas las censuras: le conté esa ocupación mía, en una carta, a la que años después fue mi mujer; la carta fue abierta por los censores, que tacharon cuidadosamente esa información que sin duda se les antojó la clave de un secreto militar. En 1946 no existía aún el libro capital de Ortega, «La idea de principio en Leibniz y la evolución de la teoría deductiva»; lo escribió, sin terminarlo, en 1947; me entregó su original en el verano de este año, para que lo leyera y le mandara todas mis observaciones. No se publicó hasta después de su muerte, porque no llegó a concluirlo, destino de muchos libros suyos. En una carta me escribió: «Guardé sus notas como oro en paño, y ahora no encuentro el paño en que estaba el oro». Con el tiempo aparecieron.

[39]       -Cuando pidió, a la vista del resultado electoral, lealtad y generosidad, ¿estaba pidiendo lealtad con usted a cambio de generosidad suya hacia los demás?
-No, no. Estaba pidiendo lealtad y generosidad de todos con todos.

[40]       -¿Qué explica, según usted, que ni un solo dirigente de peso se haya pronunciado a favor suyo en las primarias?
-Quizá responda a una cultura política difícil de cambiar. Lo raro hubiera sido que los miembros de la ejecutiva no apoyasen a su secretario general cuando se presentaba para candidato a presidente del Gobierno.

[41]       Busco mis sentimientos por la muerte de Antonio Herrero: no tengo. La pura muerte deja de impresionar a quien se ve cerca de ella: no queda la sensación de culpa de quedarse aquí, porque se queda para poco. La muerte de un enemigo ya es insignificante: otro saldrá y, además, es igual: son gentes de otras estructuras. Yo no fui enemigo de él; él lo era mío y supongo que, por mucho que me maldijese, no le importé nada.

[42]       Coincido con Miguel Ángel Rodríguez, a quien por oficio detesto -por su cargo, por su fuerza-, en que hay un mito del poder en la prensa: su fuerza sobre los tres poderes oficiales -¿legítimos?- es escasa o nula. Hubiera sido interesante que llegara a saberlo antes de tratar de destrozar en personas vivas a ese poder inexistente: y es que le parecían contrarias al suyo. Digo, a su reflejo, al de su espejuelo, al de su voz cortante. ¡Qué censor se perdió Franco, qué director general hubiera ufanado a Fraga! El poder es suyo. Y el caballo, y la casa, y la pistola, como decía el poeta que creía que se llevaba al exilio la palabra. No, la palabra también es de ellos. De Rosa Conde, de Miguel Ángel Rodríguez. Abren plaza, hacen espacio para que no se escuche más que la de su poder, que es el verdadero. Fuera, fuera con los disidentes, con los críticos: hay que defender la libertad de prensa, pero dársela sólo a quienes conviene.

[43]       La eficacia de otro de los grandes tesoros de Europa es la imaginación creadora, la posibilidad de ofrecer a todos los hombres formas de vida en cuya virtud ésta, la vida, sea a la vez sugestiva y ensalzadora. Cada cual en lo suyo: el político mostrando que la libertad y el servicio al Estado son compatibles entre sí, esto es, creando Estados que no roben a las personas su yo y formando personas en las que la solidaridad social no sea mera consigna autojustificativa; el intelectual, demostrando que la tradición de la inteligencia europea no ha perdido su vigencia, y que su forma actual consiste precisamente en el logro de incesantes novedades. Y así el artista, el industrial, el artesano, el comerciante y el operario no proletarizado.

[44]       Se considera el mascarón de proa del barco del PNV, convencido de que los suyos le han elegido para "romper la ola" y aguantar, Arzalluz, de 59 años, asegura que no está cansado ni asustado. El tono firme de su voz lo manifiesta.

[45]       Cuando el doctor Johnson dijo del actor David Garrick: «Su profesión le hizo rico, y él hizo respetable su profesión», no estaba acuñando una de esas sentencias suyas que los ingleses tanto celebran y usan para dar autoridad a cualquier ocurrencia (hasta el punto de haberle convertido en el prototipo del fraseador brillante que no hace falta leer en profundidad; una lástima, porque Johnson es un magnífico escritor de varios talentos). El doctor fue maestro y protector del joven Garrick, compañero suyo de pobreza bohemia cuando ambos decidieron conquistar Londres desde la provincia, corresponsable con su protegido del rescate de Shakespeare del purgatorio de escritor indecoroso y exagerado en el que la gazmoñería de los siglos le puso.

[46]       El aparato del PSOE recibió serios reproches del candidato a la presidencia del Gobierno, José Borrell, por no contar con él para la toma de decisiones importantes de intervenciones en su contra por participar, por acción u omisión, en la batalla de recuperación de parcelas de poder que la ejecutiva atribuye a los guerristas.

[47]       Unanimidad: todos a favor de los futbolistas españoles. La selección fue ayer un clamor en defensa de los jugadores nacionales. “Los extranjeros son pan para hoy, hambre para mañana”, manifestó el seleccionador. Javier Clemente, tantas veces abanderado de esta tesis, aprovechó ayer el caldo de cultivo de los últimos días: España se acaba de proclamar campeona de Europa sub21 ante Grecia; el Athletic ha conquistado el subcampeonato de Liga; y algunos internacionales españoles han sido despreciados por sus técnicos para defender a los suyos.

[48]       El médico Joaquín Sanz Gadea, premio Príncipe de Asturias de la Concordia, vive en un rincón de África ayudando a los demás: "No tengo alma de aventurero, lo mío es la entrega a los más necesitados".

[49]       Ni los comunistas fueron tan malos ni su gestión tan pésima como ahora es la situación. A cada uno, vino a decir Anguita, hay que reconocerle lo suyo. Y lo suyo les dio al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional por su papel en la crisis rusa. De manera muy especial, criticó la política mexterior de Estados Unidos y la mansedumbre que hacia ella mantiene el Gobierno de José María Aznar.

[50]       Borrell dice que la opinión que vale en el PSOE es la suya y no la de González. El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, José Borrell, manifestó ayer por la noche en el programa La semana que viene de Tele 5 que “la opinión relevante” de lo que los socialistas opinan es la suya y no la de Felipe González. La periodista Julia Otero sugirió a Borrell que la actitud del ex presidente socialista sobre el proceso de extradición del ex dictador chileno Augusto Pinochet está más cercana a la del Gobierno y la Fiscalía General del Estado, y el líder de la oposición respondió: “Que diga lo que quiera. La opinión relevante de lo que los socialistas opinamos es la mía”.

[51]       No, no es extraño que los periodistas latinoamericanos, mayoritarios, por otra parte, en los centros de prensa, arrojen una mirada conmiserativa, de perdonavidas, a sus colegas europeos. Acostumbrados como están a que sus Ligas locales sólo sean noticia por sus caos y escándalos diversos, y a que sus competiciones continentales (Copa Libertadores, Copa de América) sólo atraigan a agentes e intermediarios en busca de perlas jóvenes para hacer negocio, el Mundial es su territorio de revancha. Su escaparate para demostrar al mundo que si bien ellos no inventaron el fútbol, al menos, lo reinventaron. Y el Mundial es suyo. Lo tienen todo. Suya es la estrella programada (Ronaldo), suya es la afición que más ambiente ha creado (la torçida, su samba de color), suya es la selección más sólida (Argentina, imposible hacerle un gol), suyos son los mejores porteros (Chilavert, Roa y Mondragón) y los mejores delanteros (Batistuta, Hernández y Salas), y suyas son, y eso es lo inesperado, las selecciones revelación. Pobre Europa. Bélgica cede su plaza a México, España a Paraguay, Austria a Chile. Si Colombia hubiese eliminado anoche a Inglaterra hubiera sido el acabose. ¿Milagro latinoamericano?, se interroga la gente. Tampoco tanto. El fútbol americano llegó a su punto mundialista más bajo en España 82, cuando cayeron en la primera ronda Perú, Chile, El Salvador y Honduras. En México 86 hicieron el pleno, con cinco selecciones en octavos y Argentina coronada campeona. En Italia 90, el registro fue similar, con Argentina finalista. En Estados Unidos 94, aunque Colombia y Bolivia cayeron en la primera fase, Brasil se llevó la Copa.

[52]       Fue un personaje de segunda fila de la UCD, Emilio Attard, quien empleó el término “canibalismo”, adjetivándolo como “feroz”, para describir la batalla interna en el seno del partido que protagonizó la transición. Siempre se ha dicho que, al menos, dicho partido dejó un mínimo legado al conjunto de la clase política: la enseñanza de que quien comete la insensatez de dividirse queda inexorablemente penalizado por el electorado. Cualquiera que haya vivido aquella ocasión recuerda la experiencia. La memoria transmite sentimientos y ambientes, más que puntos de confrontación ideológica. Nadie recuerda -ni siquiera los propios protagonistas- los motivos de división en torno a cuestiones como la ley del divorcio o la reforma de la universidad. No importa: tampoco tenían mayor relevancia y, de cualquier modo, lo que vino después ha hecho desaparecer el rastro de la disputa. Lo que ha quedado es la sensación de que a veces el cercano se convertía en el peor enemigo y se esperaba la salvación de un adversario con quien se flirteaba de forma apasionada. “Yo ya no sé si soy de los nuestros”, proclamaba por los pasillos un ilustre ex ministro. Nadie puede evitar el suicidio de una clase política empeñada en jugar a la ruleta rusa y eso fue lo que acabó sucediendo.

[53]       Pese a todo, el cálculo inicial que llevó a Pujol a plantearse el avance electoral sigue siendo válido, aunque ahora él haya decidido dejarlo en segundo plano. Quería evitar que si convocaba en otoño de 1999, las elecciones catalanas se convirtieran en unas primarias de las legislativas que corresponde celebrar pocos meses después, en la primavera del 2000. Como le ocurrió en las anteriores, en beneficio del PP. Nada garantiza que ese riesgo haya desaparecido. Entonces ¿qué ha cambiado? La principal novedad es que en las próximas autonómicas Pujol tendrá enfrente a un candidato muy potente, Maragall, a quien los sondeos sitúan por delante suyo en las preferencias de los electores.

[54]       José Luis Garci denunció ayer la existencia de una campaña en su contra, que calificó de "sucia, anónima e imbécil", con la que se pretende implicar al director de cine en una supuesta operación para captar votos para su película El abuelo, que opta a 10 premios de unos Goya cada día más cotizados entre el público y la industria. La presidenta de la Academia de Cine, Aitana Sánchez-Gijón, cree que se trata de una "broma de mal gusto".

[55]       El presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, terminó ayer con la incertidumbre que él mismo había creado hace más de un año al anunciar la eventualidad de una interrupción de la legislatura catalana para celebrar elecciones anticipadas antes de la primavera de 1999. Las elecciones para el Parlamento catalán se celebrarán en otoño. El anuncio termina con un baile de fechas del que sólo Pujol es responsable y que ha contaminado la vida política catalana inútilmente. El comportamiento de Pujol en este vodevil sobre las elecciones es un buen augurio para la oposición, y especialmente para Pasqual Maragall, que ahora ve confirmado el acierto de su estrategia de evitar una definición programática súbita y una salida de carrera precipitada, tal como le aconsejaban precisamente sus adversarios. Ahora tendrá más tiempo para organizar su alternativa de centro-izquierda y para definirla en términos de programa electoral. La oposición exigía agotar la legislatura o, en caso contrario, una explicación suficiente: ayer obtuvo la anotación de su primer punto a favor. Pujol hizo suyos todos los argumentos utilizados por los enemigos de la disolución: hay una mayoría parlamentaria suficiente, no hay crisis ni motivo alguno que obligue a renovar el mandato popular y la mayoría de los ciudadanos así lo prefiere, según revelan las encuestas. 

[56]       El ex director de la Real Academia de la Lengua Fernando Lázaro Carreter se resistió durante tres años a publicar El dardo en la palabra porque creía que no le iba a interesar a nadie. A la semana siguiente, un taxista le anunció que lo había leído. "Y fue una de mis mayores alegrías". Ahora, de la edición en tapa dura llevan vendidos 200.000 ejemplares, y de la de bolsillo, 50.000. Al suyo se han añadido otros tantos de periodistas, académicos y escritores.

[57]       LA DIMISIÓN de Oskar Lafontaine de sus cargos, como ministro federal de Finanzas y presidente del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), provocó la fortísima conmoción que el dimisionario quiso provocar. Pero la solución a esta crisis ha demostrado claramente que Lafontaine no podía ya imponer su política en Bonn y que sólo dificultaba que el canciller Gerhard Schröder impusiera la suya. Los lamentos han escaseado y la alegría de muchos ha sido evidente.

[58]       Un asturiano, voz oculta de Jospin. Aquilino Morelle, hijo de españoles, es el escritor de los discursos y textos políticos del primer ministro francés  Todas y cada una de las palabras que el primer ministro Lionel Jospin desgrana en sus discursos oficiales han estado antes entre las manos artesanas de este cualificado elemento de la joven guardia que rodea al líder socialista francés. Aquilino Morelle, 37 años, hijo de padres asturianos dice que cuando oye brotar de la boca del jefe de Gobierno las palabras que él ha construido siente „orgullo y satisfacción de participar en la acción y el combate político“; que no padece de la „susceptibilidad propia del autor“, ni se siente despojado; que es más: odia a esos antiguos consejeros que alardean después de haber escrito textos magníficos para sus jefes. Consciente del terreno resbaladizo que pisa, Morelle añade que su papel consiste en ahorrarle tiempo al primer ministro, facilitarle su tarea. „Jospin es un hombre exigente, riguroso, que se apropia de los textos con desenvoltura hasta hacerlos suyos; él los corrige, los complementa, les da su marchamo“, indica.

[59]       Esto de los malos tratos sí que es una unidad de destino en lo universal. Destino de mujer, se entiende. Los talibanes obligan a las suyas a ir cubiertas de la cabeza a los pies como si fuesen cubos de basura y, por mucho que nos quieran hacer creer lo contrario, la llegada al poder de los nuevos barbudos no va a cambiar mucho las cosas.

[60]       Es una pena que no seamos más chovinistas. Necesitamos sentir que no hay  nada como lo nuestro.

 

Deutsche Beispiele

 

Hier ruhen in Frieden meine Gebeine,

ich wünschte mir, sie wären seine.

 

[1]            Die Ehefrau zu ihrem Mann: "Unser Dienstmädchen bekommt ein Kind!"
Er: "Das ist ihre Sache."
Sie: "Sie sagt aber, es sei von Dir!"
Er: "Das ist meine Sache."
Sie: "Und was glaubst Du, was ich jetzt tue?"
Er: "Das ist Deine Sache!"

[2]            Die "österreichische Seele", schrieb jüngst Günther Nenning, habe Ringel deshalb erst zu "unserem Ringel" gemacht, weil er begriffen hatte, dass die Österreicher sich nicht gern kritisieren und schon gar nicht lieben lassen. Die österreichische Seele war und ist sein und unser Geheimnis.

[3]            Es ist mir sehr peinlich, dass Mama meine Briefe öffnet.

[4]            Wo ist dein Gepäck? Meins ist im Auto.

[5]            Wo ist deine Aktentasche? Meine ist im Zimmer-

[6]            Wo sind deine Krawatten? Meine sind im Schrank.

[7]            Wo sind ihre Zeitschriften? Deine sind im Koffer.

[8]            Wo ist euer Hotel? Unseres ist an der Ecke.

[9]            Wo ist euer Zimmer? Unseres ist im 2. Stock.

[10]       Wo sind euere Anmeldeformulare? Unsere sind auf dem Tisch.

[11]       Wo sind Ihre Koffer? Unseren sind im Bus.

[12]       Unser Land hat 37 Millionen Einwohner. Wie viele hat Ihres?

[13]       Unsere Hauptstadt hat 12 Theater. Wie viele hat Ihre?

[14]       Unsere Geschäfte öffnen zwischen 7 Uhr und 18 Uhr. Wann öffnen Ihre?

[15]       Wem gehört diese Aktentasche?

[16]       Gehört Ihnen dieser Koffer?

[17]       Wem gehören die Zigaretten? Gehören sie dir?

[18]       -Gehört euch dieses Kind? - Nein, es gehört uns nicht.

[19]       -Wem gehören die Unterlagen? Gehören sie euch?
-Nein, sie gehören uns nicht, sie gehören dem Minister.

[20]       Tony Wegas und seine zweite Frau Sonja haben einander zwei Jahre nach der Hochzeit nichts mehr zu sagen: “Seine Welt ist nicht die meine. Ich bin froh, das ich wieder ich bin.”

[21]       Macht ist nichts anderes, als sich und den Seinen ein Revier und Ressourcen zu sichern.

[22]       Ich verlor meine Arbeit, brach mit dem Meinen und fing an, meine Freunde zu meiden.

[23]       Eben komme ich aus Amerika zurück und finde Deine Karte! Ja, Dein Eindruck von Unseld ist auch der meine.

 


Completa los espacios en blanco

utilizando adjetivos posesivos

 

El verano pasado, mi familia y yo fuimos a Acapulco. Aunque el hotel era lujoso, las habitaciones _________ (de nosotros) eran sencillas. Mis padres tenían una habitación pequeña, pero la cama ________ (de ellos) era bastante grande. Mis hermanas y yo nos quedamos en otra habitación. La habitación __________ (de nosotras) era amplia y el baño era más cómodo que _________ (de mis padres). La cama _________ (de mí) era la mejor porque estaba cerca de la ventana. En general, la vista __________ (de nosotras) era mejor que la de mis padres. Es cierto que se escuchaba una música muy fuerte a través de las paredes __________ (de nosotras) y nos molestaba un poco tanto ruido. Mis padres tuvieron más suerte. Los vecinos ___________ (de ellos) eran más tranquilos que ___________ (de nosotras). Sin embargo, nos divertimos mucho en la habitación __________ (de nosotras).

 

Escribe oraciones cambiando

el pronombre posesivo por un adjetivo posesivo

 

Modelo

Esta es mi llave. (Pronombre posesivo)

Esta es la llave mía. (Adjetivo posesivo)

Esta es la mía. (Adjetivo posesivo sin sustantivo)

 

[1]            Este es mi pasaje.

[2]            Ellos traen nuestras maletas.

[3]            Olvidamos nuestros boletos sobre la mesa.

[4]            El senado ha aumentado nuestro presupuesto.

[5]            El huésped se ha marchado de vuestro hotel.

[6]            La recepcionista ha perdido tu cuenta.

[7]            El joven ha resuelto su problema.

[8]            La corte suprema ha cambiado nuestras leyes.

[9]            El asesor ha recomendado mejoras a vuestro sistema.

[10]       El senador ha apoyado a tu candidato.

 

Kontrastive Betrachtung

Dt. > Possessivpronomen

Sp. > Artikel

 

[1]            Aus diesem Bauernhof bekommen wir unsere Milch.

[2]            Wir haben unsere Kleider ausgezogen und gingen dann zu unserem Auto.

[3]            Trinke dein Glas aus!

[4]            Wo hast du deine Augen?

[5]            Meine Hände sind zu klein. Aber meine Arme sind sehr lang.

[6]            Meine Füße tun mir weh.

[7]            Ich habe meinen Mantel zu Hause gelassen.

[8]            Sein Gesicht habe ich nie gesehen.

[9]            Seine (oder: ihre) Augen füllten sich mit ...

[10]       Es ist mir sehr peinlich, dass Mama meine Briefe öffnet.

[11]       Meine Hände sind schmutzig.

[12]       Mein Bein ist kaputt.

[13]       Sein Magen tat weh.

[14]       Meine Stunde ist gekommen.

[15]       Beim Aufstieg zum Pinienwald begann mein Knöchel wieder zu schmerzen.

 


Le generación del ‘27

 

María Victoria Atencia y su esposo, el poeta y editor Rafael León, ya no acuden a las tertulias del momento, pero ejercen de abuelos con los jóvenes que, como Felipe Benítez Reyes, Álvaro García o Esther Morillas, pasan por su domicilio o acuden a las lecturas de versos que se realizan en su ciudad.

Cuando tenía poco más de 20 años, Atencia coincidió, en los círculos literarios de la revista Caracola , con Vicente Aleixandre: «Venía a las lecturas que organizaba la revista e hizo suyos a todos los poetas jóvenes del momento. Era un hombre de una presencia impresionante, guapísimo y de ojos claros»; Jorge Guillén, «un gran señor», acabó instalándose en Málaga y tenía tertulia en su casa, y Dámaso Alonso «era un lector magnífico», dice. «Ellos sacaron adelante a los poetas jóvenes con su magisterio. Nos hemos formado en la generación del 27, cada uno según su tendencia».

 

Piratas informáticos
El ataque de ‘Hispahack’

 

EL PAÍS - 4 abril 1998 - Nº 701

 

Desarticulada una banda de piratas informáticos españoles

que asaltó la NASA y la Universidad de Oxford

 

Ni siquiera se habían visto las caras, cuando, a principios de 1996, tres jóvenes veinteañeros sellaron a través de Internet la alianza que les llevó a arrojarse a las aguas de la piratería informática. Fruto de este acuerdo, afianzado con algún encuentro esporádico, fue la formación de una banda que emprendió vía módem una espiral de asaltos cada vez más osados, en la que cayeron desde los ordenadores de la Politécnica de Cataluña al sistema informático de la NASA y de la Universidad de Oxford. Y para que nadie se llamase a engaño, en cada golpe los piratas dejaban bien clara su rúbrica: ¡Hispahack! Este desafío no cayó en tierra baldía. El pasado jueves, tras seis meses de investigación, el Grupo de Delincuencia Informática de la Guardia Civil, con apoyo del FBI, New Scotland Yard y la Gendarmería francesa, capturó a los piratas.

Lejos de los hábitos de la delincuencia tradicional, los arrestados actuaban separados por cientos de kilómetros. Dos detenidos -Eduardo C. E., de 22 años, y Lluís F. F., de 21, ambos de Martorell (Barcelona)- trabajaban en Gibraltar para una poderosa empresa telefónica que los había fichado como administradores de sistemas informáticos. El tercer arrestado, José Ramón R. M., de 26 años, tenía domicilio en Avilés (Asturias), donde estaba empleado como profesor de informática en una academia. «Los tres son introvertidos, fríos, calculadores. Sabían cómo sondearnos para averiguar qué teníamos contra ellos», afirmó un investigador de la Guardia Civil.

Amigos del peligro informático, los tres jóvenes no se conformaban con firmar sus hazañas. Para dejar constancia de su capacidad depredadora, abrieron en EE UU una página de Internet, donde, bajo el sobrenombre de Mentes inquietas, explicaban cómo lanzar un ataque informático, cómo borrar las huellas e incluso cómo responder si eran detenidos por la policía.  La página, según la Guardia Civil, tuvo una notable acogida entre los enamorados del lado oscuro de la informática. Incluso contó con febriles colaboradores que habían conseguido su entrada tras superar las pruebas de acceso ideadas por Hispahack, a saber: demostrar su maestría a la hora de encriptar un mensaje, o de pulverizar las barreras de seguridad de un ordenador sin dejar huellas.

Pero, junto a estos entretenimientos teóricos, el principal afán de la banda consistía en llevarlos a la práctica. Y para eso no necesitaban colaboradores. En mayo de 1997, según la Guardia Civil, saquearon un proveedor de Internet de Girona y robaron los datos personales (claves de acceso incluidas) de 2.500 usuarios.  Este material, que difundieron por Internet, les dio una herramienta perfecta para derribar con códigos ajenos los baluartes de la red.  En septiembre, utilizando como tapadera un ordenador de la Universidad de Oviedo previamente manipulado a distancia, se lanzaron a la Universidad Politécnica de Cataluña, donde en 16 ordenadores introdujeron rastreadores (programas que les permitían captar subrepticiamente toda la información). Los datos obtenidos eran enviados, como los de otras incursiones, a un nido abierto en un ordenador privado de un café de internet de Palma de Mallorca. Allí, sin que los dueños del local lo supiesen, almacenaban la información y la recogían cuando la necesitaban. Crecida por el éxito, la banda atacó en diciembre de 1997 el sistema informático de Internet estaba a sus pies.

Pero entre tanto triunfo, un error empezó a perseguirles. En la Politécnica se habían equivocado al borrar sus huellas de un ordenador. Esta ínfima pista se convirtió en el hilo del que tiró la Guardia Civil. Primero salió el alias informático del saqueador; luego, las huellas condujeron hasta el ordenador de Oviedo, y de allí, al nido oculto de Palma.

Y así, durante seis meses, hasta la detención de los piratas por los supuestos delitos de daños y revelación de secretos. Dos imputaciones que pueden acarrearles cuatro años de cárcel, pero que, de momento, evidencian la falta de un móvil económico. Lo suyo era el saqueo por placer.

 

Fragmento del Lazarillo de Tormes

 

“Tengo el cargo de pregonar los vinos que se venden en esta ciudad; acompaño a los que paceden persecuciones por justicia y declaro a voces sus delitos: soy pregonero, como se dicen en buen romance (= castellano). Hace años, el señor arcipreste de San Salvador de Toledo, teniendo noticias de mi persona, procuró casarme con una cruiada suya. Y así, me casé con ella, y hasta la fecha no me arrepiento de ello. Nos hizo alquilar una casilla a par de (= al lado de) la suya. Los domingos y casi todas las fiestas comíamos en su casa. Pero, malas lenguas, que nunca faltaron ni faltarán, no nos dejan vivir en paz hablando mal de mi mujer. Sin embargo, cuando siento (= oigo) que alguno quiere decir algo de ella, le atajo y le digo:

-Mire, si Vd. es amigo, no me diga cosa con que me enfade, que no tengo por amigo al que me hace enfadar, mayormente si me quiere meter mal con mi mujer, que es la cosa del mundo que más quiero y a la que amo más que a mí mismo. Yo juraré que es tan buena mujer como cualquiera dentro de Toledo. A quien me diga otra cosa, le mataré.

De esta manera no me dicen nada y yo tengo paz en mi casa.”

[Fragmento modernizado del último episodio de la novela picaresca La Vida de Lazarillo de Tormes, siglo XVI]

 

¿Qué hay de lo mío?

 

ANDRÉS ORTEGA 

 

La visión nacional es una tentación creciente en la construcción europea. A pesar del euro, es la predominante en estos momentos, reflejo de lo cual es el sumamente insatisfactorio Tratado de Amsterdam. No es un enfoque que convenga a España, que desde su ingreso en la Comunidad Europea en 1986, y hasta ahora, ha sacado más provecho no sólo siempre que ha progresado la integración europea, sino también siempre que este país ha defendido más Europa. Plantear en primer lugar «¿qué hay de lo mío»? ha podido dar resultados a la señora Thatcher a la hora de lograr su cheque británico,  pero también ha hecho que Londres dejara de contar en las grandes decisiones europeas, una posición periférica que ahora Tony Blair tiene que corregir.

Es natural que España saque sus uñas para defender el Fondo de Cohesión.  El Fondo de Cohesión -aunque se haya olvidado- nació como subproducto de una propuesta elaborada por el Banco de España y por el equipo de Carlos Solchaga cuando éste ocupaba la cartera de Economía para un fondo de compensación automática en casos de crisis que acompañara el nacimiento de la moneda única.

Dicho esto, a España no le conviene bloquear una ampliación que, tarde o temprano, se va a hacer. Debe prepararse para ello, y defender las condiciones para el éxito de esta empresa europea de envergadura histórica.

 

Un catalán bilingüe

 

Pedro Laín Entralgo

 

Conozco personalmente a muchos catalanes bilingües, pero no al que alude el título precedente. Puedo, sin embargo, decir su nombre: se llama Josep Ramoneda, y entre otras cosas es autor del artículo La nueva revolución laica, hace poco publicado en estas mismas páginas. Artículo que con sincera coincidencia en lo fundamental voy a comentar.

Poco importa que esa coincidencia sea tenuemente matizada por una levísima discrepancia. Dice Ramoneda: «Cataluña puede pensarse sin España... Pero España no puede pensarse sin Cataluña». Muy cierto es para mí el segundo aserto, mas no el primero. Mirada en su integridad la realidad histórica y social de Cataluña, ¿puede ser pensada sin España? Yo no lo creo, y tengo por seguro que, con los matices que fuera, Ramoneda coincidiría conmigo.

Pero lo que importa es que Josep Ramoneda, intelectual y escritor catalán, ha declarado ser bilingüe y ha dado una regla práctica para decidir acerca de esa condición. Ésta: «Una sociedad bilingüe simétrica sería aquella en que cuando alguien inicia una conversación uno de los dos tiene las máximas probabilidades de ser contestado en el mismo idioma». Enteramente de acuerdo. En un artículo de hace muchos años titulado Lo que yo haría esto es: lo que haría yo si mi cátedra hubiera pertenecido a la Universidad de Barcelona- dije que me habría apresurado a ponerme en condiciones de dar mis clases en catalán, si así me lo pedía la mayoría de los alumnos. Pero además de la comprobación factual apuntada por Ramoneda, el «bilingüismo simétrico» que propone como deseable sería la expresión de una vinculación interpersonal lingüística y psicológicamente bastante más profunda. A riesgo de aburrir a los que tienen la amabilidad de leerme, porque más de una vez he expuesto mi idea de esa vinculación, la repetiré de nuevo, directamente referida a la realidad de la actual Cataluña.

A mi modo de ver, el bilingüismo de Cataluña será «simétrico» cuando los catalanohablantes originarios -aquellos cuya primera lengua sea el catalán- sientan y empleen la lengua catalana como «más suya», y como «también suya» la lengua castellana; y complementariamente, cuando los castellanohablantes radicados en Cataluña sientan y empleen la lengua castellana como «más suya», y como «también suya», la lengua catalana. «Más suya» será la lengua catalana, para quienes como lengua materna la vivan y la usen, cuando con ella quieran expresar los contenidos más verdaderamente íntimos -amorosos, estimativos, creenciales- de su intimidad personal; y será «también suya» la lengua castellana cuando al usarla, piensen o no piensen en ello, sienten que en alguna medida ha contribuido a que ellos sea lo que son. A título de ejemplo, mencionaré los nombres de cuatro catalanes en que esto sucedió: Jacinto Verdaguer, Joan Maragall, Josep Carner y Carles Riba. Mutatis mutandi, otro tanto debe decirse del «más suya» y el «también suya» de quienes en Cataluña tengan como lengua materna la castellana; y más si son escritores. 

Demos un paso más. El recto cumplimiento de esa doble y recíproca condición del «bilingüismo simétrico» en Cataluña exige la adecuada combinación del conocimiento y la buena voluntad.

Conocimiento: el catalanohablante y el castellanohablante de Cataluña deben conocer en medida suficiente, según el nivel de su formación cultural, no sólo, como es obvio, la lengua del «otro», también lo mejor de los frutos culturales -literarios, intelectuales, artísticos- que la lengua «más suya» y la «también suya» hayan producido y las líneas generales de una historia que, siendo fiel a la verdad, les ilumine respecto de cuanto les ha llevado a convivir armoniosamente entre sí. Y, por supuesto, la realidad de la tierra común dentro de la diversidad de las tierras de España.

Buena voluntad y, consiguientemente, lo que a la buena voluntad le da fundamento: el amor. ¿Acaso no han empleado esta hermosa palabra algunos de los más egregios poetas catalanes? «Que de l’un cap a l’altre a amor convida», dijo Maragall de la voz que debería unificar todas las diversas voces hispánicas. «convindran molts noms a un sol amor», ha dicho Salvador Espriu -en otro artículo bien reciente recordaba yo este verso- de todos los nombres de Sefarad. Sin buena voluntad en quien la busca y la expresa, esto es, sin amor a la verdad cabal, ¿puede haber un conocimiento realmente satisfactorio? «Sólo por el amor se entra en la verdad», en la verdad verdadera, si vale tal redundancia, dijo hace milenio y medio San Agustín, y su sentencia sigue siendo válida. Con otras palabras: sin voluntad de verdad no puede haber buena voluntad.

Colofón de circunstancias: ¿es que no puede y no debe haber una historia de España que por ser integralmente verdadera -del modo en que los hechos históricos pueden y deben ser conocidos- pueda y deba ser sinceramente aceptada por catalanohablantes y castellano-hablantes? Catalanes o no, muchos españoles respondemos diciendo: «Sí».

 

Señoritos de la ópera

 

EL PAÍS – 15.01. 2000 - Nº 1352

 

JUAN CRUZ

Ya en Roma Plácido Domingo pronunció la palabra: había una campaña orquestada contra el Teatro Real, acosado en los días anteriores por la desaseada organización del homenaje a Alfredo Kraus, y por eso arremetió la prensa contra él y contra los suyos. Una campaña, una campaña orquestada.  Cuando se oye la palabra campaña lo mejor es echarse la mano a los datos y a la historia. Lo que quieren decir los que la pronuncian es que la gente va contra ellos, y que ellos son inocentes. Los otros son los culpables.

Es una palabra multiuso que en esta ocasión ha utilizado Plácido Domingo cuando había amainado la tormenta, al menos para él, pues ya estaba en Roma, arropando a Pavarotti y arropado por Pavarotti, dispuesto, como siempre, a triunfar, a triunfar fuera de nuestras fronteras, que allí sí que me quieren, y no en mi patria, donde me acaban de patear. Lo que Domingo, Pavarotti y Carreras, por nombrar ya de una vez a los tres tenores del equipo operístico habitual, han conseguido a lo largo de sus años de franco monopolio de la voz internacional, es segregar la tinta de calamar suficiente como para que todo lo que se moviera en su contra se pareciera a una campaña desatada por la envidia del éxito ajeno.

Para ello los tres tenores construyeron con sólidas piedras el propio concepto de su éxito: se trataba de juntar a multitudes en lugares espectaculares para crear la nueva basílica móvil de la ópera, y enfrentar ese número incontable de personas a cualquier crítica que pudiera haber en contra de su modo de proceder. Habían salvado la ópera de las élites, y lo que hicieron de veras fue multiplicar los visones. Frente a ellos había gente obsoleta, como Alfredo Kraus, que seguía cantando para unos pocos, cuidando que los repertorios no se volvieran eclécticos y posmodernos. Y ellos pasaban de la ópera a la opereta trufada de otros géneros con los que los tres tenores querían hacerles guiños a la inmensa mayoría que asistía embobada a su capacidad para imitar desde el escenario la desenvoltura de los tenistas internacionales.

La suya sí que era una campaña, pero de popularización de la música, decían los tres tenores. En un momento de esa historia, el éxito les deslumbró tanto que decidieron hacer opaco todo lo que se moviera a su alrededor, e hicieron opaco a Alfredo Kraus. La abrumadora fuerza mediática de los tres tenores redujo paulatinamente al tenor canario a la rabia que desata toda melancolía basada en el esfuerzo inútil, y ya fue franca la desunión entre unos y otros, el desagrado con el que se trataban.

El gran tenor canario no murió exactamente en la soledad, pues esto era imposible en un personaje tan querido y de voz y de trayectoria tan importantes, pero sí se advirtió tras su fallecimiento que aquel abismo creado entre unos y otros ya era tan grande, acaso, como los dos modos de entender la música que ambos estilos protagonizaban. Incluso en la ocasión del entierro de Kraus esa frialdad se hizo evidente, y ahora, en el marco del Teatro Real, esa ruptura entre los señoritos de la ópera que representan los tres tenores y el modo de vida que preconizaba Kraus ha alcanzado su símbolo mayor, el más grosero posible.

No fue el producto de una campaña ni contra el Teatro Real ni contra Plácido Domingo, qué va. Fue algo más sencillo: allí se declaró imposible la reconciliación que, con mejor buena voluntad que inteligencia, intentó vanamente la dirección del Real, que al menos ha puesto en evidencia, también, que aquella pelea no era por el éxito sino por un modo de ser. Si los tres tenores se hubieran salido con la suya, en el homenaje a Kraus, si Pavarotti no hubiera sido tan desconsiderado, si Carreras no hubiera enviado sólo un vídeo, si todo hubiera salido como habían tramado, hubieran hecho aun más opaco al tenor canario, pues se hubiera vivido, otra vez, el espejismo del éxito de estos tres jinetes de la voz bien pagada. De algún modo, ese acto tan fallido fue una jugarreta del destino a favor de la memoria de la voz que ha muerto.

 


 

¡Desvergüenza tenéis los jóvenes: roncando a las once de la mañana

en vez de leer el periódico, que es lo suyo!