PRONOMBRES RELATIVOS

Resumen

© Justo Fernández López


ORACIONES RELATIVAS ESPECIFICATIVAS Y EXPLICATIVAS

Las oraciones especificativas determinan al antecedente especificándolo o restringiéndolo. Delimitan el significado del antecedente y no van separadas por comas en la escritura o por pausas en la entonación.

 

Los alumnos que hayan suspendido no tendrán vacaciones de verano.

[se refiere solamente a los alumnos que han suspendido en junio]

Las piezas que se hayan oxidado serán cambiadas por otras.

[solo se cambiarán las piezas oxidadas]

Los árboles del parque que estén dañados serán talados.

[solo los árboles dañados serán talados, los otros no]

Las explicativas no determinan ni especifican al sustantivo, sino que expresan una cualidad circunstancial del sustantivo o una cualidad propia y característica del mismo. Añaden una información adicional, no necesaria, al antecedente; en la escritura van entre comas.

 

Antonia y Rafael, que todavía están casados, ya no viven juntos.

Las piezas, que se han oxidado, serán cambiadas por otras.

[se cambiarán todas las piezas por estar oxidadas]

El antecedente de las subordinadas especificativas es solo el núcleo del sintagma nominal; en cambio, el antecedente de las subordinadas explicativas incluye al núcleo y a todos los elementos que lo acompañan.

 

Perdí la maleta azul que compré en París.

La maleta azul, que compré en París, desapareció.

Las oraciones especificativas concretan semánticamente el significado del antecedente, y cuando este está en plural, la oración restringe y cierra cuantitativamente el contenido de aquel. Suponen una adjetivación necesaria para limitar y comprender el antecedente y no se pueden suprimir sin cambiar el significado de toda la oración.

Fonológicamente, no suelen expresarse con pausa o, a lo sumo, con una pausa muy breve. Ortográficamente no se separan con comas el antecedente y el relativo.

 

Las cerezas que estaban maduras se las comieron los pájaros.

Cogimos solamente las manzanas que estaban maduras.

Los alumnos que suspendieron tendrán que repetir curso.

Las oraciones subordinadas de relativo especificativas nunca se pueden aplicar a un nombre propio y son incompatibles con las formas tónicas de los pronombres como antecedente porque ya están suficientemente especificados.  Solo las explicativas pueden hacerlo.

 

Ortega y Gasset, que es hoy un autor poco leído, fue el filósofo más popular en su tiempo.

Teresa, que es la anfitriona, organizará la fiesta.

*Teresa que es la anfitriona organizará la fiesta.

*Miguelito que tiene diez añitos.

*Ella que está en edad de casarse.

Si el nombre propio va precedido de un artículo sí es posible la construcción especificativa porque en este caso el nombre deja de ser propio o individual de una persona y se convierte en común.

 

La Lola que es la más conocida en el pueblo organizará la fiesta.

[puede haber otras Lolas en el pueblo]

Si el antecedente va precedido de un determinante posesivo, átono, la subordinada de relativo será explicativa; en cambio, si el posesivo va pospuestos, tónico, la subordinada puede ser especificativa.

 

Mis consejos, que te los he dado con la mejor intención, no te sirvieron para nada.

Los consejos míos que te los he dado con la mejor intención no te sirvieron para nada.

Solo admiten el que / el cual / quien (para personas) y sus variantes morfológicas precedidos de preposición:

 

El libro del que te hablé.

El libro del cual te hablé.

El chico de quien te hablé.

El equipo contra el que jugamos ayer.

El equipo con el cual jugamos ayer.

Los chicos contra los cuales jugamos ayer.

Las oraciones de relativo especificativas nunca pueden tener como sujeto quien o quienes, ni el cual o los cuales, al contrario de las explicativas. Solo se construyen como término de preposición.

El cual y sus variantes morfológicas rechaza la función de sujeto y la de objeto directo sin preposición.

 

Los obreros de la empresa, los cuales están mal pagados, piden aumento de sueldo.

*Los obreros de la empresa los cuales están mal pagados piden aumento de sueldo.

Las novelas que me gustan.

*Las novelas las cuales me gustan.

Las novelas que suelo leer.

*Las novelas las cuales suelo leer.

La novela de la cual está sacada esta escena.

Pueden construirse con indicativo, infinitivo o con subjuntivo.

 

Alguien en quien confío.

Alguien en el que confío.

Alguien en el cual confío.

Alguien en quien confiar.

Alguien en quien pueda confiar.

Las oraciones explicativas sirven para expresar una cualidad circunstancial del sustantivo o una cualidad que se desea destacar. Cuando el antecedente va en plural, la oración de relativo lo abarca en su totalidad. No restringen ni delimitan el significado del antecedente, sino que le añaden cierta información.

 

Los árboles del parque, que están dañados, serán talados.

[todos los árboles están dañados y todos serán talados]

Sintácticamente, no son necesarias para comprender el sentido de toda la oración y se pueden suprimir sin alterar el significado de la oración.

Fonológicamente, van separadas por pausar marcadas.

Ortográficamente se escriben entre comas.

Se pueden suprimir sin que ello afecte esencialmente al significado del antecedente.

 

Las manzanas, que estaban ya maduras, olían muy bien.

El jugador, que estaba agotado, tuvo que ser sustituido.

Las oraciones de relativo explicativas son las únicas que son compatibles con los pronombres personales y con los nombres propios.

 

Yo, que siempre le he admirado mucho, lamento su muerte.

Vosotros, que habéis nacido en este pueblo, conocéis sus costumbres.

Nosotros, que tenemos ordenador portátil, haremos el trabajo de campo.

*Nosotros que tenemos ordenador portátil haremos el trabajo de campo.

El cual y sus variantes morfológicas pueden desempeñar la función de sujeto y la de objeto directo sin preposición, al contrario de las oraciones especificativas.

Se forman normalmente con indicativo.

LOS PRONOMBRES RELATIVOS

El elenco de los pronombres relativos es limitado:

 

que, el cual (y sus variaciones: la cual, los cuales, las cuales, lo cual), quien (plural quienes), cuyo (y sus variaciones: cuya, cuyos, cuyas).

Que, quien y el cual pertenecen a la categoría de los pronombres.

Cuyo se incluye en la categoría de los adjetivos determinativos, ya que actúa como determinante de un núcleo nominal; tiene significado de posesión.

Todos los relativos son dependientes, pues no pueden constituir sin otra palabra un enunciado.

Son siempre átonos, salvo el cual (y sus variaciones).

El significado de los relativos coincide fonemáticamente con el de las unidades interrogativas, pero se distinguen porque estas adoptan gráficamente una tilde, indicadora del carácter tónico y autónomo.

El relativo que concuerda en su significante con la conjunción que.

El que / el cual / quien y sus variantes morfológicas se pueden construir con preposición tanto en las oraciones relativas especificativas como en las explicativas.

 

La cuestión a la que me refiero.

La cuestión a la cual me refiero.

La persona a quien saludaste ayer.

La persona a la que saludaste ayer.

La persona a la cual saludaste ayer.

Sin preposición alternan lo que y lo cual en las relativas explicativas con antecedente oracional.

 

No hay trabajo, lo cual crea el mayor problema de la región.

No hay trabajo, lo que crea el mayor problema de la región.

Conviene recordar las diferencias que existen en que conjunción subordinante y que pronombre relativo. El primero introduce oraciones subordinadas que funcionan como un sustantivo, y ahí termina su función; mientras que el pronombre relativo introduce subordinadas con función de adjetivo y, además, desempeña una función sintáctica sustantiva dentro de la oración subordinada. Ambos pueden ir precedidos de preposición, pero con distinto comportamiento: la preposición que precede al relativo indica la función de este dentro de su oración y solo afecta al relativo, mientras que, ante que conjunción la preposición afecta a toda la oración.

 

Este es el libro con que gano el primer premio.

[con que es complemento circunstancial]

Te presté el libro para que lo leas.

[oración subordinada final en función de complemento circunstancial]

En cambio, la preposición ante el relativo en oraciones de relativo sustantivadas sí afecta a toda la oración.

 

El partido permitió votar solo a los que habían pagado la cuota.

[oración subordinada de relativo sustantivada en función de complemento directo, donde los que es el sujeto de la oración subordinada de relativo]

Cuando el relativo va seguido de una forma compuesta del verbo, se puede suprimir el verbo auxiliar y dejar solo el participio. Es una forma de economizar palabras o reducir un texto.

 

Las declaraciones del ministro que habían sido criticadas por la prensa fueron desmentidas por el Gobierno.

Las declaraciones del ministro que criticadas por la prensa fueron desmentidas por el Gobierno.

El antecedente

El contenido propio del relativo se reduce a hacer referencia a otros contenidos manifestados previamente en el enunciado por otro elemento al que se llama antecedente.

Aunque el relativo también se puede referir catafóricamente a un sustantivo que se va a mencionar después en el discurso.

 

Al que vi ayer fue a tu novio en una discoteca.

A la que vi ayer fue a tu mujer en el cine.

El antecedente puede ser expreso o tácito. El expreso precede al relativo. A veces no se expresa el antecedente, bien por no interesar al hablante, o bien por sobreentenderse fácilmente la palabra causa, cosa, motivo, razón, asunto, hombre, persona, individuo u otras semejantes.

 

Quien bien te quiere te hará llorar.

Los que se tengan que examinar que pasen.

Esto suele suceder a quien conduce hablando por el móvil.

Si el antecedente se refiere a algo consabido en la situación de habla, se omite, con lo cual la oración en que aparece el relativo queda sustantivada:

 

Quien bien te quiere, te hará llorar.

Quien mal anda, mal acaba.

Concordancia del relativo

El relativo concierta con su antecedente en género y número, excepto el relativo-posesivo cuyo que concuerda con el nombre de la persona o cosa poseída.

 

Los amigos a quienes he invitado van a traer la bebida.

Ha conocido a una chica cuyos padres viven en el quinto.

Concordancia en las construcciones enfáticas:

Cuando la oración principal es de predicado nominal (con los verbos copulativos ser o estar), el verbo subordinado puede concertar con los relativos el que, quien, o bien con el sujeto de la oración principal. La concordancia con el relativo es la más usada. La concordancia con el sujeto pronominal denota una actitud afectiva por parte del hablante. La concordancia en tercera persona con el pronombre relativo es más propia de un estilo lógico-discursivo.

 

eres el que has propagado este bulo.

Tú eres el que ha propagado este bulo.

QUE

Que es el relativo de más uso. Es invariable en género y número. Puede referirse a seres animados y no animados. Precedido de artículo determinado forma los relativos complejos: el que, la que, lo que.

Puede llevar antecedente expreso: un sustantivo, un adjetivo, un adverbio o una oración.

Cuando el antecedente está implícito (por ser conocido o por tener carácter genérico), irá acompañado de artículo masculino o femenino y ya no introducirá una oración subordinada adjetiva, sino sustantiva. El sustantiva la oración completa.

 

Me regalaron muchos libros. Los que leí me gustaron.

[los que es complemento directo de una oración subordinada de relativo sustantivada – para algunos autores, Los, en Los que leí, es un pronombre, antecedente de que; en este sentido, Los sería el núcleo y que leí, su adyacente, esto es, constituiría una oración subordinada adjetiva]

Participaron los que se inscribieron.

[los que es sujeto de una oración subordinada de relativo sustantivada]

La que viene hoy a comer es mi madre.

> La mujer que viene hoy a comer es mi madre.

Los que invirtieron dinero en esta empresa lo perdieron todo.

> Los inversores de esta empresa perdieron todo el dinero.

En el caso de lo que no se trata de un antecedente implícito, pues lo nunca acompaña a sustantivos. El antecedente es, en estos casos, la misma forma lo, que ejerce como pronombre y núcleo del grupo nominal correspondiente. Aunque hay autores que opinan que este lo es un artículo neutro sustantivador.

 

Lo que dijo el ministro no es verdad.

[lo es el antecedente del relativo que y núcleo del grupo nominal lo que me dijiste.

Funciones que puede desempeñar el relativo que.

Sujeto:

 

La mujer que me llamó era mi esposa.

Complemento directo de cosa:

 

El contrato que ha firmado es muy ventajoso.

Complemento directo de persona: Va precedido de la preposición a, que se puede omitir (y el artículo):

 

La chica (a la) que vimos en el ascensor es la secretaria del jefe.

Complemento indirecto:

 

Esta es la chica a quien le presté los apuntes de clase.

Complemento de régimen:

 

Son pocas las cosas de (las) que me acuerdo desde el accidente.

Complemento circunstancial:

 

La casa en que vivimos está en las afueras de la ciudad.

Modificador del sustantivo:

 

Aquella es la chica de la que soy novio.

[de la que modifica al sustantivo novio]

Modificador del adjetivo:

 

La hipoteca de la que ahora estoy libre.

[de la que modifica libre]

Atributo:

 

Me invitó Lolo, amigo que fue de mi padre.

Observaciones sobre el uso del relativo que

El relativo que presenta las variantes con artículo: el que, la que, lo que, los que, las que y aparece en contextos en que la supresión del artículo es opcional:

 

La ciudad en la que vivimos. > La ciudad en que vivimos.

Los pinceles con los que pinto. > Los pinceles con que pinto.

Si entre el artículo y el relativo se puede introducir un sustantivo, se trata de un relativo que precedido un artículo sustantivador.

 

El que no busca no encuentra.

> El individuo que no busca, no encuentra.

El artículo sustantiva al adjetivo cuando se suprime por consabido el sustantivo al que acompaña. De igual modo, en una oración de relativo puede sustantivarse mediante el artículo si el sustantivo antecedente se elude. De estas construcciones ha nacido el uso del relativo el que (con sus variaciones de género y número la que, los que, las que y lo que). Exceptuando la forma neutra lo que, se trata de un relativo análogo a quien, quienes, al cual sustituye normalmente con la ventaja de indicar las diferencias de género.

 

El que no llora no mama.

Una vecina fue la que encontró el cadáver.

Este piso es muy caro para el que no tenga mucho dinero.

También es frecuente el relativo el que sustituyendo al simple que o desplazando a el cual, cuando su oficio dentro de la oración requiere preposición. Son sinónimas las construcciones siguientes:

 

La ciudad en que vivo = en la que vivo.

Los asuntos en que estoy ocupado = en los que estoy ocupado.

La película de que te hablé = de la que te hablé.

Tenía empleados en que confiaba = en los que confiaba = en los cuales confiaba.

Los hechos a que no doy crédito = a los que no doy crédito = a los cuales no doy crédito.

Las razones por que no he venido = por las que no he venido = por las cuales no he venido.

En estos casos el artículo no añade ningún valor significativo; solo sirve para evitar la confusión que podría producirse entre el relativo y la conjunción que cuando van precedidos de preposición.

 

Se asomaba al balcón desde que la veía.

[desde que la veía = desde el momento en que la veía]

Se asomaba al balcón desde el que la veía.

[el enunciado queda ahora distinguido del anterior gracias al artículo]

La sustantivación de la oración de relativo con lo que es frecuente cuando no existe antecedente.

 

Yo exijo lo que tengo derecho a exigir.

Piensa en lo que vas a cobrar de pensión dentro de unos años.

Este tipo es de lo que no es.

¡Lo que yo he trabajado para conseguir una vida mejor para mis hijos!

Esta forma neutra lo que solo puede tener antecedente cuando hace referencia anafórica al enunciado previo, y entonces es sustituible por lo cual.

 

El actor hizo una parodia de los políticos, lo que provocó el regocijo de los espectadores. =

El actor hizo una parodia de los políticos, lo cual provocó el regocijo de los espectadores.

Cuando que va precedido de preposición, esta se puede elidir en los complementos directos animados.

 

Los compañeros que recuerdo ~ los compañeros a los que recuerdo.

Cuando el antecedente del relativo en función de complemento circunstancial de tiempo es un sustantivo con significado temporal, se pone normalmente la preposición en delante del relativo que, aunque no es un error su supresión. Pero si el antecedente necesita preposición, esta es obligada delante del relativo, o cuando la función de complemento se refiere a una circunstancia que no sea de tiempo.

 

Ese fue el año (en) que conocí a mi mujer.

La noche (en) que llegué a Madrid.

Fue el día (en) que terminó la guerra.

El día (en) que nació mi hijo.

Conocí a mi mujer en aquel momento. >

Aquel fue el momento en que conocí a mi mujer.

*Aquel fue el momento que conocí a mi mujer.

*La casa que viví. > La casa en que viví.

Cuando el antecedente y el relativo llevan la misma preposición, en el habla coloquial se tiende a suprimirla delante de este último:

 

Con la chica (con) (la) que estoy saliendo ahora, me llevo muy bien.

Contó chistes con la gracia con que siempre los cuenta.

Contó chistes con la gracia que siempre los cuenta.

Cuando el antecedente con preposición se encuentra en una construcción enfática con el verbo ser, es obligada la preposición delante del relativo, aunque en Hispanoamérica sea frecuente su ausencia:

 

Fue por mi vecino por el que me enteré de la noticia.

*Fue por mi vecino que me enteré de la noticia.

El antecedente de que puede ser un adjetivo.

 

Todo depende de lo caras que sean las sardinas.

Nos sorprendió lo pequeña que era la vivienda.

Nos alegró ver lo encantados que estaban los niños en la escuela.

Es muy sensato para lo joven que es.

El relativo que puede tener un antecedente adverbial, considerando como tales las expresiones temporales o modales.

 

Hoy, que ya no está entre nosotros, lamentamos su ausencia.

Ahora que me estaba acostumbrando a la gente de este pueblo, me tengo que trasladar a la ciudad.

En la escuela me informaron de lo bien que se portaba mi hijo.

De estos usos procede la construcción, frecuente en América, que utiliza que sin preposición o en lugar de un adverbio relativo en las estructuras ecuacionales.

 

Fue el día que murió Bolívar.

Fue la época que gobernaba Perón en Argentina.

Es por eso que cuesta tanto encontrar trabajo bien remunerado.

Que puede llevar como antecedente una oración completa. El antecedente no es ninguna palabra, sino el conjunto de lo significado en la secuencia precedente.

 

España no está enferma porque nunca ha estado sana, que decía el filósofo Ortega.

En la oración relativa explicativa, que puede sustituirse por el cual, la cual, lo cual, los cuales, las cuales.

 

Los niños, que estaban en el colegio, no vieron nada. =

Los niños, los cuales estaban en el colegio, no vieron nada.

[los niños no vieron nada porque estaban en el colegio]

Esta sustitución no es posible cuando la oración relativa es especificativa.

 

Los niños que estaban en el colegio no vieron nada.

[solo aquello niños que estaban en el colegio no vieron nada]

Cuando el relativo que desempeña en la oración una función de complemento indirecto o complemento con preposición, esta función va expresada por medio de la anteposición al que de la preposición correspondiente.

 

Se ha muerto el hombre al que habías prestado dinero.

Este es el chico del que te ha hablado muchas veces.

En estos casos, la lengua coloquial, sobre todo en el nivel popular, suele expresar la función de complemento por medio de un pronombre personal añadido dentro de la oración, manteniendo al principio de ella el que sin preposición alguna. Este uso no se acepta en la lengua hablada culta, ni en la escrita general, aunque no escaseen muestras de él.

 

El chico que te ha hablado antes de él es este.

Se ha muerto el hombre que le habías prestado dinero.

A la que y en lo que son locuciones conjuntivas, de uso exclusivamente popular, con valor temporal constituidas sobre el relativo que. A la que equivale a cuando, en cuanto, según.

 

A la que vas al mercado, me puedes traer la prensa.

= Según vas al mercado, me puedes traer la prensa.

Muchas sonrisitas, pero, a la que uno se descuida, le roban la cartera.

= Muchas sonrisitas, pero, en cuanto uno se descuida le roban la cartera.

En lo que, de uso exclusivamente popular, equivale a mientras.

 

Acompáñame tú y te me quedas cercar, en lo que yo me visto.

El que más y el que menos / la que más y la que menos, significan ‘unos más y otros menos’, ‘unos y otros’, ‘todo el mundo’. No se usa en plural y se construye con verbo en singular. Sin embargo, si va siguiendo a todos, la concordancia es el plural. Es equivalente de esta locución  quién más, quién menos, o quien más, quien menos.

 

El que más y el que menos ya sospechaba de ese delincuente.

Todos, el que más y el que menos, ya sospechaban del delincuente.

La forma que es pronombre relativo cuando su antecedente (explícito o implícito) es un sustantivo (o pronombre) al que sustituye en su oración.

«Sin embargo, el relativo que a veces tiene como antecedente un adjetivo o un adverbio. En estos casos, sería más lógico hablar respectivamente de proadjetivo y proadverbio (es decir, palabras que desempeñan la misma función que un adjetivo o un adverbio).

 

Proadjetivo: Lo grande que es esta casa. – Es muy grande.

Proadverbio: Lo lejos que vive Juan. – Juan vive muy lejos.

El proadjetivo y proadverbio que se da en construcciones ponderativas con lo, forma que, en estos caos, adquiere valor cuantificador (de hecho, la correlación lo + que equivale a los exclamativos qué y cuán.

 

¡Qué (cuán) grande es esta casa!

¡Qué (cuán) lejos vive Juan!

También el proadjetivo y el proadverbio aparecen en oraciones sin el ponderativo lo.

 

De grande que es no cabe por la puerta.

Por tonto que sea, lo aprenderá.

Por lejos que esté, no se olvidará de mí.

Es incorrecto sustituir los adverbios relativos como, cuando y donde por el relativo que en expresiones del tipo es así como, fue entonces cuando o es aquí donde.

 

*Fue así que nos conocimos. =

Fue así como nos conocimos.

*Fue en abril que inauguraron el teatro. =

Fue en abril cuando inauguraron el teatro.

*Es en la biblioteca que imparten el curso. =

Es en la biblioteca donde imparten el curso.

Cuando el antecedente lleva preposición, en el habla coloquial se tiende a suprimir la mención de esa misma preposición delante del relativo.

En el habla esmerada debe repetirse la preposición.

 

En la ciudad que vivo hay mucha contaminación.

Del tema que hablamos ayer no me quedó clara una cosa.

En la ciudad en (la) que vivo...

Del tema de(l) que hablamos.

En el español de América y, en España, entre hablantes catalanes, esta supresión es frecuente en las oraciones enfáticas de relativo con el verbo ser, igual que ocurre en francés, razón por la cual algunos tratadistas han denominado «que galicado» a este fenómeno.

 

Fue por eso que recurrí a una gran amiga de ella;

Con este convencimiento fue que se generó un nuevo concepto de construcción industrial.

La construcción considerada más correcta exige, en estos casos, repetir la preposición ante el relativo, y que este lleve artículo.

 

Fue por eso por lo que...,

Con este convencimiento fue con el que...

Esta construcción galicada es bastante frecuente cuando el antecedente del relativo es un adverbio de lugar, de tiempo o de modo.

 

Es allí que organizan y entrenan a estos grupos contrarrevolucionarios.

Fue entonces que noté, por el ardor, que tenía mordeduras en el dedo medio de la mano derecha.

Fue así que el almuerzo dominical terminó centrándose en el “caldu maní”, sopa de refinada sustancia.

En todos estos casos es preferible emplear el adverbio relativo correspondiente.

 

Es allí donde...

Fue entonces cuando...

Fue así como...

Similares a este tipo de construcciones son las interrogativas perifrásticas con ser encabezadas por un adverbio interrogativo, habituales en América y, en España, entre hablantes catalanes, en las cuales que funciona a modo de conjunción.

 

¿Dónde fue que lo vio?

¿Cuándo fue que usted estudió a Marx?

¿Cómo fue que comenzó esta historia?

Es preferible, en estos casos, el uso de interrogativas no perifrásticas.

 

¿Dónde lo vio?

¿Cuándo estudió usted a Marx?

¿Cómo comenzó esta historia?

El relativo que se emplea a veces con valor cuantitativo-ponderativo, equivalente a cuánto.

 

¿Sabes las veces que me lo has leído?;

No sabes lo que me costó meterlos en el baño.

Cuando la ponderación se refiere a un adjetivo o a un adverbio, estos se intercalan entre el artículo neutro lo y el relativo que.

 

¡Sé lo débil que es!;

Es increíble lo bien que se está aquí, lo a gusto que se siente el cuerpo.

QUIEN

Quien funciona solo como sustantivo, tenga o no antecedente. Solo varía en número: quienes.

Puede construirse con antecedente expreso o sin él. Cuando lleva antecedente, este hace referencia a personas, a instituciones o a cosas personificadas. Es frecuente la personificación de nombres de animales. No es correcto el relativo que referido a un antecedente de cosa.

 

Fue un amigo quien me abrió los ojos.

Fue su mujer quien le sacó del hoyo.

Fueron nuestros amigos los animales quienes nos enseñaron cómo sobrevivir.

No era la fortaleza quien la sacaba del desierto.

Tenía un perrito por quien sentía un gran afecto.

* Quizá es este mismo entusiasmo quien me hizo reflexionar. =

Quizá es este mismo entusiasmo el que me hizo reflexionar.

Tiene solamente variación de número y carece de flexión de género, pero este se manifiesta en la concordancia con el atributo.

 

Quienes estaban contentos eran los chicos.

Quienes estaban contentas eran las chicas.

El antecedente de quien va generalmente implícito. Puede ir explícito solo cuando introduce una subordinada de relativo explicativa. Pero cuando introduce una subordinada especificativa, nunca puede tener la función de sujeto. Es, pues, anormal el uso de quien en oraciones subordinadas especificativas con antecedente explícito.

 

Se comunicó la noticia a los padres, quienes no sabían nada.

Los alumnos, quienes se examinaron ayer, reclaman un aula más grande para el examen final.

*El alumno quien protestó pidió hablar con el director del colegio.

El alumno que protestó pidió hablar con el director del colegio.

*El chauvinismo francés no toma en cuenta lo que en francés escriben aquellos extranjeros quienes residen en Francia ya hace tiempo.

El chauvinismo francés no toma en cuenta lo que en francés escriben aquellos extranjeros que residen en Francia ya hace tiempo.

*Los guardias municipales ponen multas a todo quien se dedique a regar el jardín durante el período de sequía.

Los guardias municipales ponen multas a todo aquel que se dedique a regar el jardín durante el período de sequía.

Quien puede funcionar como sujeto en las oraciones de relativo sustantivadas y como complemento directo.

 

Quien llame el primero se llevará las entradas para el concierto.

Quien te diga lo contrario miente.

No olvides a quienes te quieren y te aprecian.

Quien puede introducir relativas explicativas, pero no puede introducir relativas especificativas, en las que solo aparece cuando va precedido de preposición. En este caso, puede desempeñar diversas funciones sintácticas.

 

Ha colmado la paciencia de su jefe, quien terminará despidiéndole.

No conozco al señor {que ~ *quien} va a dar la conferencia.

No conozco al autor {de quien ~ del que} me hablas.

Este es el amigo de quien te he hablado.

Estas son las compañeras con quienes vas a trabajar.

El actor de quien hablas no es español.

Esta es la abogada a quien han adjudicado la defensa del joven.

El director de cine a quien han premiado es francés.

No conozco a la persona de quien me hablas.

No conozco a la persona de la que me hablas.

No conozco al profesor que va a dar el curso.

*No conozco al profesor quien va a dar el curso.

En la lengua actual, el relativo quien / quienes rechaza la función de sujeto si la oración relativa es especificativa, pero no si es explicativa. Se suele considerar que la irregularidad de quien en el primer caso se debe a que este pronombre reproduce los rasgos de su antecedente –en concreto, el de número y el de referencia a personas– en una posición contigua a él dentro de su mismo grupo sintáctico. En las relativas con antecedente expreso no se da tal concurrencia.  

 

El escritor invitado {*quien ~ que} trató largamente esa cuestión, declaro que …

El escritor invitado, {quien ~ que} trató largamente esa cuestión, declaro que …

Quien osara criticarlo era un traidor.

*El individuo quien osara criticarlo era un traidor.

En ausencia de antecedente, la referencia del relativo no varía, aunque sea indeterminada.

 

No faltaba quien saliera sin despedirse.

Ellos serán siempre quienes determinen las penas.

En el español actual no se considera correcto usar el relativo singular quien con antecedente plural. El relativo y el antecedente deben concordar.

En escritores, más o menos conservadores, persiste el uso originario de quien como plural. Son casos en que hoy se usaría normalmente el plural quienes.

 

Con ella y con él es con quien queremos hacer el trato.

Oyó muchas veces hablar de sus abuelos, a quien no llegó a conocer.

Mis amigos andaluces a quien tanto debo.

Porque apenas si nos dejan decir que somos quien somos.

Los relativos quien, quienes pueden realizar en la oración las siguientes funciones nominales:

Sujeto (excepto cuando la oración relativa es especificativa):

 

Fueros mis padres quienes me ayudaron a salir del apuro.

Complemento directo:

 

Admiro mucho a este profesor, a quien tuve el gusto de conocer.

Complemento indirecto:

 

Esa chica a quien le dieron el diploma es amiga mía.

Complemento preposicional:

 

Mi abuela es la persona de quien siempre me acuerdo.

Complemento circunstancial:

 

Trabajo con quien me sea leal.

Modificador del adjetivo:

 

Es una persona de quien no soy digno.

[de quien modifica a digno]

EL CUAL, LA CUAL, LO CUAL, LOS CUALES, LAS CUALES

El relativo cual siempre va acompañado por el artículo determinado, que es el encargado de señalar el género. Tiene variación de número (cuales), lo mismo que quien, quienes.

Es siempre tónico y exige siempre antecedente

Solo en casos especiales puede aparecer sin artículo y con carácter átono (en construcciones con valor concesivo).

Sin artículo, cual es un adverbio con valor modal de uso literario equivalente a como, y un adjetivo correlativo de tal.

 

Sean cuales sean sus razones, no se comportó bien. =

Sean las que sean sus razones, no se comportó bien.

Sean cuales fueren los motivos que a este penoso trance han conducido a los caballeros.

Cantaba cual un jilguero. = Cantaba como un jilguero.

Cual padre, tal hijo.

Hasta los más frioleros se muestran tales cuales son.

No encabeza oraciones relativas sin antecedente expreso.

 

Quien bien te quiere te hará llorar.

El que bien te quiere te hará llorar.

*El cual bien te quiere te hará llorar.

Al igual que quien, aparece en relativas explicativas, con preposición o sin ella. Solo introduce relativas especificativas si lleva preposición.

El relativo el cual, la cual, etc. equivale al relativo que, pero solo puede sustituir a este en oraciones relativas explicativas, con preposición o sin ella. La lengua escrita y sobre todo la hablada prefieren en todos estos casos el relativo que.

 

He venido en mi coche, el cual no da más de cien kilómetros por hora.

He venido en mi coche, que no da más de cien kilómetros por hora.

Hablaba con su hijo, el cual parecía ausente.

Hablaba con su hijo, que parecía ausente.

El periodista leyó los titulares, los cuales coincidían en lo fundamental.

El periodista leyó los titulares, que coincidían en lo fundamental.

Los abuelos, los cuales nada sabían de aquello, quedaron asombrados.

Los abuelos, que nada sabían de aquello, quedaron asombrados.

Este es el asunto del cual te hablé. =

Este es el asunto de que te hablé. =

Este es el asunto del que te hablé.

En oraciones relativas especificativas, solo puede emplearse el cual precedido de preposición.

 

Con la mujer con la que estoy casado, he tenido tres hijos varones.

Esta es una mujer en la cual puedes confiar.

Tiene muchos amigos con los cuales se divierte mucho.

*Los amigos los cuales vinieron ayer nos van a acompañar al cine. =

Los amigos que vinieron ayer nos van a acompañar al cine.

Los chicos con los cuales fui a la escuela.

Cuando precede al relativo una preposición polisílaba, se suele emplear el cual, la cual, lo cual, los cuales, las cuales.

 

Los exámenes para los que me estoy preparando tendrá lugar en un mes.

Vivo en una casa delante de la cual hay un árbol.

Había un altar de piedra encima del cual se hacían los sacrificios.

Desconozco los motivos por los cuales se ha tomado esa decisión.

No admite otro adjetivo acompañante que todo: todos los cuales / todas las cuales / todo lo cual.

 

Le hizo al chiquillo varias preguntas intencionadas, a todas las cuales contestó el chicuelo con gran soltura.

Nunca pueden encabezar oración sin antecedente expreso:

 

* El cual quiera peces que se moje el culo. Se dice:

El que quiera peces que se moje el culo.

Se prefiere el uso del relativo el cual a otro relativo cuando está alejado de su antecedente:

 

El acta presentaba enmiendas en dos puntos a petición del abogado, las cuales fueron aprobadas por unanimidad.

Los relativos que y el cual no siempre son sustituibles el uno por el otro. Por lo que no siempre es aconsejable el procedimiento de sustitución de que por el cual, la cual, lo cual, los cuales, las cuales para averiguar si que es o no pronombre relativo. No son equivalentes en oraciones especificativas con el relativo no precedido de preposición:

 

*Las películas las cuales he visto este verano me han encantado.

Las películas que he visto este verano me han encantado.

Tampoco son equivalentes que y el cual cuando el cual, la cual, lo cual, los cuales, las cuales adquieren valor demostrativo o personal, ni cuando el que, la que, lo que encabeza oraciones:

 

Perdí el tren, pese a lo cual llegué a tiempo.

El que se pica, ajos come.

En general, el relativo el cual y sus variaciones de género y número funciona como sustantivo y suele emplearse cuando pudiera resultar equívoca la referencia de otros relativos con el mismo oficio, o cuando va precedidos de preposición.

 

Poseía las mejores cualidades que puede tener un político, todas las cuales se pueden resumir en una…

Ahora estoy leyendo las obras de Miguel de Unamuno, muchas de las cuales no me fue permitido leer durante la dictadura de Franco.

Como el segmento que precede a este relativo suele modularse terminando en cadencia, puede casi siempre sustituirse por los demostrativos, que también hacen referencia anafórica a un antecedente. Por ello, es frecuente que el cual se inserte en enunciado aparte del que contiene el antecedente.

 

La policía se pasaba todo el día observando al sospechoso. El cual ya se había dado cuenta que lo espiaban.

Se desaconseja el empleo de la fórmula lo cual que, propia del español coloquial peninsular.

 

Ya ha agotado todos los recursos; lo cual que no hay nada que hacer.

Lo cual que es un vulgarismo español que equivale a y eso, y con eso, y por eso.

 

De ver tantas canalladas paréceme que soy viejo, lo cual que no lo soy. =

De ver tantas canalladas paréceme que soy viejo, y eso que no lo soy.

Le tiro al caballo de las riendas para contenerlo, lo cual que el animal se espanta. =

Le tiro al caballo de las riendas para contenerlo, y con eso el animal se espanta.

CUYO, CUYA, CUYOS, CUYAS

Cuyo desempeña el oficio exclusivo de adjetivo y concuerda con el sustantivo que le precede. Posee variación de género y número. A su valor de relativo agrega el contenido de pertenencia propia de los posesivos. El poseedor es la persona o cosa a que se refiere el sustantivo antecedente.

Cuyo concuerda con la persona o cosa poseída, pero no con el antecedente:

 

La señora, cuyo marido es político, vive en el quinto piso.

Subimos por una calle a cuyo final estaba la casa que buscábamos.

Las mujeres cuyos maridos estén en el paro pueden solicitar una ayuda económica.

Cuyo procede del genitivo latino cuius, y conserva desde su origen el doble valor de relativo y posesivo. El olvido del significado posesivo del relativo cuyo da origen a su uso como un relativo cualquiera, lo que, según la RAE constituye un grave error:

 

*Pronunció una conferencia en cuya conferencia todos quedaron admirados.

Es mejor decir:

Pronunció una charla en el transcurso de la cual todos quedaron admirados.

También es incorrecto el uso de cuyo sin valor posesivo:

 

*Los balcones dejaban entrar el aroma salobre del mar, cuyos balcones daban a la playa.

Correcto:

Los balcones dejaban entrar el aroma salobre del mar, los cuales daban a la playa.

Las oraciones con cuyo pueden ser tanto explicativas como especificativas; pero también con cambio de significado.

 

Las madres cuyos hijos tienen discapacidad pueden solicitar ayuda.

Las madres, cuyos hijos tienen discapacidad, solicitaron ayuda.

El director, cuya ausencia no duró más de un día, volvió ayer.

Cuyo puede ir precedido de cualquier preposición.

 

Ya llegaron los programas por cuyos contenidos estabas tan interesado.

El edificio, en cuyo tejado anidan las golondrinas, está en ruinas.

Cuyo apenas se usa en los registros formales; casi ha desaparecido de la lengua oral, e incluso de la periodística en algunos países.

En los registros informales, se percibe una marcada tendencia al quesuísmo (uso incorrecto que consiste en sustituir el adjetivo relativo cuyo por la secuencia que su o un artículo. Esta construcción no se admite en la lengua oral cuidada ni en la lengua escrita.

 

* Tengo un amigo que a su padre le gusta escribir.

* Tengo un amigo que al padre le gusta escribir.

* Estoy saliendo con un chico que su padre es político.

* Vino una estudiante que su padre es director de un banco.

* Diseñó una portada que su colorido era muy llamativo.

La opción recomendada es:

Tengo un amigo a cuyo padre le gusta escribir.

Estoy saliendo con un chico cuyo padre es político.

Vino una estudiante cuyo padre es director de un banco.

Diseñó una portada cuyo colorido era muy llamativo.

Es exclusivamente literario el uso de cuyo como predicativo.

 

El poeta cuyos son estos versos.

Es impropio el empleo de cuyo como puro relativo, sin sentido posesivo.

 

Hay que asumir la defensa de la igualdad de género, cuya defensa ha de ser firme. =

Hay que asumir la defensa de la igualdad de género, defensa que ha de ser firme.

El actor se casó con una millonaria neoyorquina, de cuyo suceso hablaremos en otro lugar. =

El actor se casó con una millonaria neoyorquina, suceso del cual hablaremos en otro lugar.

En Nuevo México se usa cuyo por que.

 

Las leyes cuyas la comisión acaba de revisar.

Sacaron de la mina más de veinte cadáveres, cuyos no fue posible identificar.

Por calco del francés dont, se escribe a veces del cual, del que, de quien, en lugar de cuyo.

 

Decía mi abuela, con una de esas frases hechas de las cuales mi madre había heredado el secreto, que… =

Decía mi abuela, con una de esas frases hechas cuyo secreto había heredado, que…

Es un hombre que parece arrancado al poema de quien voy siguiendo las trazas. =

Es un hombre que parece arrancado al poema cuyas trazas voy siguiendo.

Un mundo con valles y montañas, y sus ríos, de los que la viste puede seguir el curso hasta el mar. =

Un mundo con valles y montañas, y sus ríos, cuyo curso puede seguir la vista hasta el mar.