SISTEMA EDUCATIVO ESPAÑOL

Desarrollo de la Ley Orgánica de Educación (LOE) de mayo de 2006

 

La Ley Orgánica de Educación (LOE) aprobada en mayo de 2006, regula la estructura y organización del sistema educativo en sus niveles no universitarios. En ella se reiteran los principios y derechos reconocidos en la Constitución defendiendo una nueva ley de calidad con equidad para todos. Se insiste en el carácter inclusivo de la educación, en igualdad de trato y no discriminación de las personas bajo ninguna circunstancia.

La LOE reafirma el carácter de servicio público de la educación, considerando la educación como un servicio esencial de la comunidad, que debe hacer que la educación escolar sea asequible a todos, sin distinción de ninguna clase, en condiciones de igualdad de oportunidades, con garantía de regularidad y continuidad y adaptada progresivamente a los cambios sociales. El servicio público de la educación puede ser prestado por los poderes públicos y por la iniciativa social, que puede ser prestado por los poderes públicos y por la iniciativa social.

Los principales objetivos del sistema educativo en lo relacionado con las enseñanzas son: mejorar la educación y los resultados escolares, conseguir el éxito de todos en la educación obligatoria, aumentar la escolarización en infantil, en bachillerato y en ciclos formativos, aumentar las titulaciones en bachillerato y en formación profesional, educar para la ciudadanía democrática, fomentar el aprendizaje a lo largo de la vida, reforzar la equidad del sistema educativo y converger con los países de la UE.

La LOE establece que la enseñanza básica comprende diez años de escolaridad que se desarrollan de forma regular entre los seis y los dieciséis años de edad. La educación básica se organiza en educación primaria y educación secundaria obligatoria.

Además, la Ley organiza la educación infantil, la educación secundaria postobligatoria, las enseñanzas artísticas, las enseñanzas deportivas, las enseñanzas de idiomas y la educación de adultos y a distancia, dentro del marco de un aprendizaje a lo largo de la vida. Asimismo recoge el planteamiento participativo y los aspectos referentes a la organización y funcionamiento de los centros, impulsando sus competencias y autonomía organizativa, y regula las competencias de los consejos escolares y del claustro de profesores.

Cabe destacar asimismo que la LOE incentiva la colaboración entre familia y escuela, fomentando una mayor participación y responsabilidad de los alumnos y de los padres. En cuanto al profesorado, la Ley le presta especial atención como figura indispensable del sistema educativo, impulsa la formación permanente y adecúa la formación inicial al sistema de grados y posgrados del Espacio Europeo de Educación Superior. Para ser profesor de Educación Secundaria se exigirá, a partir del curso 2009/2010, además de ser graduado universitario, estudiar un master oficial con la formación pedagógica y didáctica adecuada. Por otra parte, la Ley establece evaluaciones de diagnóstico sobre las competencias de los alumnos al acabar el segundo ciclo de educación primaria y el segundo ciclo de la educación secundaria.

A partir del curso 2008/09, la LOE instaura de manera definitiva un nuevo modelo educativo porque llega por primera vez a todas las etapas educativas. 

A partir de ahora, los alumnos de Infantil, los de primer y segundo ciclo de Primaria, todos los de Secundaria y los de primero de Bachillerato estudian ya siguiendo las líneas maestras de un sistema educativo plenamente europeo, exigente con la calidad y el funcionamiento del modelo, pero lo suficientemente flexible como para adaptarse a las necesidades de cada alumno y sacar el máximo rendimiento de todos ellos: de los que tienen más dificultades y también de los que presentan altas capacidades.

Y lo hace por primera vez con la financiación necesaria para dar respuesta a los nuevos retos del siglo XXI. Así, este año 2008, el desarrollo de la LOE ha venido acompañado de cerca de 100 millones de euros para la puesta en marcha de programas concretos de mejora del éxito escolar, de medidas específicas para luchar contra el abandono temprano y el fracaso escolar, de formación en idiomas y en nuevas tecnologías y de respuesta a las necesidades de las familias y la sociedad con la puesta en marcha de un nuevo programa de apertura de centros fuera del horario escolar.

Otra de las principales novedades que incorpora la LOE este curso son los Programas de Cualificación Profesional Inicial, con los que cerca de 50.000 alumnos tendrán la posibilidad de volver al sistema educativo. De esta manera, aquellos alumnos de 16 años que no han obtenido el título en Secundaria Obligatoria, tendrán la oportunidad de obtener una acreditación profesional para el desempeño de un trabajo determinado, así como de obtener el título de Secundaria mediante la realización de un módulo voluntario. Sin duda, los PCPIs se alzan como una medida apropiada para la lucha contra el abandono escolar temprano, una de las más importantes prioridades del Ministerio de Educación.

bullet

Ley Orgánica de Educación (LOE) Documento PDF

bullet

Implantación de la LOE Documento PDF

bullet

Enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación Infantil Documento PDF

bullet

Enseñanzas mínimas de Educación Primaria Documento PDF

bullet

Enseñanzas mínimas de Educación Secundaria Obligatoria Documento PDF

bullet

Enseñanzas mínimas de Bachillerato Documento PDF

bullet

Ordenación general de la Formación Profesional  Documento PDF

bullet

Enseñanzas Profesionales de Música Documento PDF

bullet

Enseñanzas Profesionales de Danza Documento PDF

bullet

Enseñanzas de Idiomas Documento PDF

bullet

Nueva Prueba de Acceso a la Universidad

bullet

Real Decreto de Formación y Especialidades

bullet

Contenidos de la asignatura "Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos"

bullet

Convalidación y homologación de títulos extranjeros

bullet

[Fuente: http://www.educacion.es/educacion/sistema-educativo/politicas/desarrollo-loe.html]

[Ministerio de Educación]